Blog de myPOS Consejos

¿Cómo anular un pago con tarjeta? ¿Es realmente posible?

Las tarjetas de crédito se han convertido en uno de los sistemas de pago más populares en los últimos años.

Su comodidad y flexibilidad les permite ofrecer un sistema rápido y, sobre todo, seguro de pago en un mundo donde las compras a través de Internet se han popularizado enormemente.

Sin embargo, cuando un modelo de negocio, como el comercio online, ganan protagonismo, nuevos sistemas de fraude o robo surgen, y hoy la sustracción de datos a través de Internet, las compras fraudulentas y el clonado de tarjetas ha saltado a la palestra.

No obstante esto, las tarjetas de crédito como VISA o Mastercard cuentan con un sistema de seguros asociados a las cuentas de sus clientes para que, en caso de imprevisto, estos estén cubiertos ante cualquier eventualidad.

Por otra parte, este tipo de cargos fraudulentos en las tarjetas bancarias, no solo se deben a usos delictivos. En muchas ocasiones son achacables a errores por parte del propio titular, o de la entidad de cobro.

En este artículo veremos si anular un pago con tarjeta de crédito es realmente posible, que pasos debemos llevar a cabo, y que tipo de garantías puede ofrecernos nuestra tarjeta y su red.

Cómo funcionan las tarjetas de débito y crédito

Ante todo, en primer lugar hay que hacer una distinción entre tarjetas de crédito y de débito. En muchas ocasiones se usan estos términos de forma indistinta aunque son conceptos muy diferentes.

Así en primer lugar una tarjeta de débito no es más que un medio de pago directo desde nuestra cuenta corriente bancaria. Es, por decirlo así, como si el usuario se saltara el paso intermedio de sacar dinero en efectivo de un cajero, para posteriormente realizar el pago en un comercio, pudiendo pagar al momento donde sea aceptada una tarjeta. Este pago supondrá que el importe de la compra se descuente de forma inmediata de nuestra cuenta corriente.

Por otra parte, y en contraposición, una tarjeta de crédito es algo parecido a un depósito de confianza que la entidad bancaria hace sobre sus clientes. La entidad evalúa el historial de ingresos y pagos del cliente,y deposita cierta confianza en este en forma de crédito. La tarjeta se puede usar como una de débito, solo que el importe gastado se podrá pagar de forma aplazada a final de mes (habitualmente sin intereses) , o de manera fraccionada, a cambio de un interés (que suele rondar entre el 12% y el 19%).

En este caso, las tarjetas de crédito suelen contar con un crédito disponible para sus clientes que puede ser desde una cantidad mínima para pequeños usos esporádicos, hasta las tarjetas de crédito sin límite que poseen las grandes fortunas.

En otro orden de asuntos, los bancos suelen ofrecer esa confianza al cliente y poner a su disposición el crédito, pero no son ellas las que gestionan las pasarelas de pago, ni el sistema de funcionamiento de dicha red se servicios y en muchas ocasiones no se hacen responsables de los malos usos de estos sistemas de pago, entrando en este punto en juego empresas como VISA o Mastercard, que en esencia se encargan de facilitar las transferencias electrónicas que hacen esto posible y proporcionar a los bancos productos de pago.

Descubra cómo funcionan los pagos con tarjeta

Cómo anular un pago con tarjeta

Con toda esta información a nuestra disposición, es más que evidente que anular un pago con tarjeta es perfectamente posible, y dependiendo del tipo de tarjeta que tengamos, ya sea de débito o de crédito, deberemos seguir una serie de pasos diferentes.

Además de esto, deberíamos remitirnos antes de empezar a procesar la anulación de un pago, asegurarnos que no se trata de un error involuntario por nuestra parte, o se, por ejemplo podemos anular la compra desde el mismo comercio donde la hayamos realizado.

Una vez hecho esto, estos son algunos consejos para cancelar pagos con tarjeta, ordenados por su tipología:

¿Cómo anular pagos con tarjeta de débito?

Tal y como hemos visto, la tarjeta de débito no es más que una extensión de nuestra cuenta bancaria, así que se trata de un sistema de pago inmediato. Es fácilmente detectable cualquier error en los cargos,,

Una vez detectado el error, y sabiendo que no se trata de un mal uso por nuestra parte, en primer lugar deberíamos dirigirnos al comercio o establecimiento en el que haya sucedido el error. Lo más normal es que el mismo comercio reconozca el error, y sean ellos los que anulen el pago y devuelvan el importe a la cuenta corriente del usuario de inmediato.

Únicamente necesitaremos llevar la tarjeta con la que procesamos el pago para efectuar la devolución.

Desgraciadamente, en muchas ocasiones, alguien se habrá hecho con nuestros datos bancarios, o habrá duplicado nuestra tarjeta. En ese caso, la mayoría de entidades bancarias solicitarán que anulemos la tarjeta “violentada” y que interpongamos una denuncia penal ante el cuerpo policial que corresponda, aportando la mayor cantidad de datos posibles (extracto de la cuenta bancaria, numeración de la tarjeta, nombre del comercio donde se ha efectuado el cargo, etc.). Si además de una compra, nos han sustraído la tarjeta físicamente deberemos informar también de ello, anulándolas lo antes posible.

Cómo cancelar un pago con tarjeta de crédito

Hemos visto, como las tarjetas de crédito son una especie de “prueba de confianza crediticia” que hace nuestra entidad crediticia sobre nosotros. Los pasos a seguir serán similares a los de la tarjeta de débito. El único inconveniente es que no veremos reflejado el importe en nuestra cuenta corriente, hasta que pase el periodo de facturación, que suele ser de un mes.

Es aconsejable, pues, revisar de forma regular los cargos efectuados en la misma tarjeta de crédito, para no encontrarnos una desagradable sorpresa a final de mes.

Pero ahí no queda todo, ya que habitualmente la entidad bancaria, o la propia red VISA cuenta con seguros específicos vinculados a ciertas tarjetas de crédito, para cubrir estos extremos, y retornar el saldo de manera rápida y eficaz a sus clientes.

Revisa de forma minuciosa el contrato de la tarjeta para ver las condiciones y quien se hace responsable en caso de querer devolver un cargo.

Cómo anular un pago con tarjeta por Internet

Los comercios electrónicos, suelen ser poco más que comercios tradicionales llevados al mundo digital, por lo que un simple mensaje o correo a la propia tienda explicando la situación, y solicitando la devolución del importe, suele ser más que suficiente.

Es especialmente interesante recordar que no deberíamos hacer compras en portales que no sean seguros ni tengan el encriptado SSL o https activo (el famoso candado verde del navegador).

En caso que sea una compra que no hayamos realizado nosotros y que se trate de un uso fraudulento, deberíamos seguir los mismos pasos que hemos mencionado anteriormente: denunciar ante las autoridades, aportando la mayor cantidad de datos posible, y revisar las cláusulas de nuestro seguro, para saber qué cubre exactamente.

En muchas ocasiones podemos remitirnos a llamar directamente al servicio de atención al cliente 24h con el que cuenta VISA o Mastercard, donde nos guiarán y asesorarán al momento de los pasos a llevar a cabo.

Cómo anular un pago con tarjeta Visa

¿Se puede cancelar un pago con tarjeta Visa?

La respuesta sencilla y más común es SI. Tal y como hemos visto, VISA es un proveedor de pago, que trabaja con miles de entidades bancarias y usuarios de su red. La gran mayoría de las tarjetas de débito o de crédito del mundo pertenecen a la red VISA o Mastercard, por lo que su sistema de devolución es el mismo que hemos indicado con anterioridad.

Estas compañías proveedoras de servicio, velan por que el usuario se sienta protegido y atendido de manera rápida y eficiente, porque de decaer la confianza sobre sus sistema, esto podría suponer una debacle en el sistema financiero mundial.

Cuánto se tarda en procesar una cancelación de pago con tarjeta

Esta es una de las preguntas más comunes y extendidas. La velocidad a la que se producen las devoluciones dependen de la naturaleza de estas.

En casos de pagos erróneos en comercios tradicionales, la devolución se producirá al momento, ya que se hace de forma presencial en el comercio, y el establecimiento reconoce su error o el del cliente.

Este tiempo aumenta de manera exponencial, si se trata de un uso fraudulento, y suele ser aún mayor en temas de cierta complejidad donde deberemos interponer denuncia y remitir al servicio de atención al cliente del comercio o de VISA, pudiendo llegar a tardar aproximadamente un mes o mes y medio.

Conclusión

Las tarjetas de débito y de crédito, son los canales de pago más extendidos en la actualidad y un uso responsable y con conocimiento, pueden aportar una enorme comodidad y flexibilidad a sus usuarios.

Realizar grandes compras o adquirir bienes o servicios en el extranjero sin tener que preocuparnos de los cambios de moneda entre otros, han ayudado a que su popularidad alcance cotas inusitadas.

Conocer su funcionamiento, su operativa y, especialmente, cómo solucionar problemas que puedan surgir con ellas, es absolutamente indispensable, para vivir con la tranquilidad de que su uso nos beneficiará como usuarios.

Compartir este artículo:

Artículos relacionados

Contáctenos
Cookie

Seleccionar preferencia de cookies

2-3