Blog de myPOS Consejos

¿Qué es una tarjeta de crédito? ¿Cómo funciona? [Guía sencilla]

¿Sabías que una de las primeras referencias a las tarjetas de crédito viene de la novela de 1887 “Looking Backward” de Edward Bellamy? Menciona la frase 11 veces, aunque no habla de tarjetas como las que tenemos hoy, sino algo más parecido a las actuales tarjetas de débito.

Hoy en día, miles de millones de tarjetas de crédito son utilizadas en todo el mundo. Pero, ¿cuánto sabes en realidad acerca de esa pieza rectangular de plástico de tu cartera? En esta publicación de blog, analizamos más de cerca qué es una tarjeta de crédito y cuáles son sus entresijos para hacer que tu mundo sea más fácil de entender.


¿Qué es una tarjeta de crédito?

Si buscas una definición clara de qué es una tarjeta de crédito, has venido al sitio correcto. En términos simples, es una tarjeta de plástico que cumple con los estándares globales ISO y que tiene las siguientes características en su parte frontal:

  • Chip EMV
  • El nombre y número de cuenta del titular de la tarjeta
  • Fecha de vencimiento de la tarjeta
  • Logotipo de la entidad emisora
  • Logotipo de la red de la tarjeta

Por otro lado, en la parte trasera de la tarjeta de crédito aparecen las siguientes características:

  • Banda magnética
  • Teléfono de atención al cliente
  • Espacio para la firma
  • Número CVV

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

Aunque estas son las características físicas de una tarjeta de crédito, es posible que también te preguntes cómo funciona. Esto es interesante dado que un banco, una institución financiera o una sociedad de crédito hipotecario te emite una tarjeta de crédito y te extiende una línea de crédito que puedes utilizar en varios comercios para realizar compras.

Esta línea de crédito cedida, debe reembolsarse en cuotas a lo largo del tiempo con, en un gran número de casos, algún tipo de tasa de interés. También puedes realizar un anticipo en efectivo que consiste en retirar fondos de tu tarjeta de crédito, pero debes tener en cuenta que los cargos por esta operación pueden ser bastante altos.

Veamos a continuación, más de cerca, los tipos de tarjetas de crédito que puedes tener.

Tipos de tarjetas de crédito

Tarjetas de Transferencia de Balances

Este tipo de tarjetas de crédito posee una tasa de interés inicial y, la mayoría de las veces, proporciona “una tarifa más baja en las transferencias de saldo entre tarjetas de crédito”.

Tarjetas Recompensa

Estas tarjetas de crédito te ofrecen créditos por bienes o servicios. Estos pueden variar desde viajes en avión, estancias en hoteles e incluso reembolsos sobre los pagos. Las recompensas que se reciben dependerán de cuánto se gaste, con el incentivo de que cuanto más se gaste, mayores serán las recompensas que se obtengan.

Tarjetas Premium

A pesar de que este tipo de tarjeta suele tener una tarifa anual más alta, ofrece ventajas que en realidad no se dan con las tarjetas de crédito normales. Con estas tarjetas, puedes disfrutar de eventos especiales, servicios de conserjería, acceso a salas de espera especiales de aeropuerto, cobertura de seguro adicional e incluso venta minorista.

Tarjetas de Comercio o Tarjetas de Compra

Una gran cadena comercial o comercio suele emitir este tipo de tarjetas. Por lo general, se limita específicamente a realizar compras en ese comercio y, a menudo, ofrece al titular de la tarjeta un descuento en la primera compra.

Tarjetas Aseguradas

Las tarjetas aseguradas se emiten habitualmente en Estados Unidos y son usadas principalmente por personas con niveles crediticios bajos. Para utilizar tu tarjeta, debes primero demostrar que tienes saldo. Esto significa que deberás realizar un depósito en efectivo antes de poder utilizar este tipo de tarjeta en comercios minoristas o tiendas.

Tarjetas de Crédito Creciente

Estas tarjetas son perfectas para personas con un nivelo crediticio bajo. Este tipo de tarjeta les ayuda a aumentar su calificación crediticia de un modo más sólido, ya que les ayuda a utilizar el crédito asignado de una manera responsable. Por lo general, estas tarjetas tienen límites de endeudamiento más bajos de lo común y cobran tasas de interés más altas que el resto de tarjetas, lo que actúa como incentivo para adquirir una forma de endeudamiento responsable.

Tarjetas de Extranjero / Viajes

Ideales para viajes al extranjero dado que raramente irrumpe en tarifas en el extranjero. Son adecuadas para gestionar adecuadamente tus gastos vacacionales, así como evitar el tener que utilizar dinero en efectivo en tus viajes en un país distinto al tuyo. 

Ventajas y desventajas

Las tarjetas de crédito ofrecen muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes. Por ello, si estás pensando en solicitar una tarjeta, ten en cuenta lo siguiente:

Ventajas e inconvenientes de las tarjetas de crédito

Ventajas de las tarjetas de crédito

A continuación, encontrarás algunas de las principales ventajas en el uso de una tajeta de crédito:

Realizar pagos de emergencia

Los accidentes ocurren continuamente y la mayoría de las veces son inesperados. Si no tienes un gran fondo de ahorro, las tarjetas de crédito pueden serte de verdadera utilidad si tu coche se estropea y necesitas una solución de emergencia u otro tipo de emergencia que surja y con la que tengas que lidiar.

Puedes estar seguro de que esa situación inesperada se solucionará mientras pagas el importe total en cuotas en fechas posteriores.

Extendiendo los costes

Algunas tarjetas de crédito también ofrecen también ofertas con tasas de interés bajas o incluso nulas durante los primeros meses. Esto significa que puedes comprar algo caro cuando recibes tu tarjeta y pagarlo sin intereses durante los primeros meses mientras esta oferta esté aún disponible. Asegúrese, eso sí,  de pagar el importe durante ese período, ya que después de eso, se cobrarán intereses

Consolidación de deuda

Si posees muchas deudas y estás buscando formas para poder administrarlas, una tarjeta de crédito puede ser útil.

Como ejemplo, si consigues una tarjeta de crédito que proporciona tasas de interés más bajas que la deuda que tú tienes, puedes pagar las deudas con tu tarjeta de crédito y tener una suma global para pagar durante un período, con unas tasas de interés más bajas.

Protección de pagos

Hay tarjetas de crédito que también te ofrecen protección en tus pagos si realizas una compra y el comerciante al que compras quiebra y no puede realizar la entrega. Pero, debe asegurarte de que el proveedor de tu tarjeta ofrezca esta opción, así como cuáles son las cantidades mínimas y máximas cubiertas.

Obtención de recompensas

Puedes también acumular recompensas o como son llamados “puntos de fidelidad” cuando realizas compras, lo que puede hacerte acumular más beneficios, ya que estos pueden incluir reembolsos o incluso descuentos en determinados minoristas.

Fortalecer tu historial crediticio

Un historial crediticio sólido implica una mayor probabilidad de que se apruebe una solicitud de crédito, como puede ser un préstamo para una vivienda. Sin embargo, si aún no tienes un historial crediticio o si has incumplido con otros préstamos en el pasado, esto puede ser un poco más difícil de conseguir.

Por lo tanto, las tarjetas de crédito de fortalecimiento de crédito son útiles, dado que te ayudan a usar el crédito de manera responsable mientras construyes tu historial de forma responsable, en términos de cómo administras tu dinero.

Seguimiento del gasto

Tu banco, entidad financiera o la sociedad de crédito hipotecario que ha emitido tu tarjeta de crédito debe enviarte mensualmente un estado de cuenta de la tarjeta de crédito. Esta declaración, así como el portal online de la entidad emisora, te ayudarán a realizar un seguimiento de tus gastos.

Protección frente al fraude

De forma habitual, las tarjetas de crédito incorporan un mayor nivel de protección frente al fraude en comparación con las tarjetas de débito. Esto quiere decir que tu responsabilidad declina si eres víctima de un fraude.

Comodidad

¡Hoy en día la tecnología es verdaderamente maravillosa! Ahora puedes añadir tu tarjeta de crédito a tu monedero digital o móvil y gastar de esa manera en lugar de tener que cargar y pagar en efectivo. ¡Todo lo que necesitas para poder pagar así es tu teléfono móvil!

Interés bajo o incluso cero

Si haces bien los deberes, puedes encontrar una tarjeta de crédito que te ofrezca cero por ciento de interés en compras o transferencias de saldo por períodos entre 12 y 18 meses.

Desventajas

Existen también desventajas en el uso de tarjetas de crédito, y debe sopesar, por tanto, las ventajas y desventajas y el gasto total de la tarjeta de crédito para ti.

Las tasas inevitables

Sí, con las tarjetas de crédito hay tarifas. Estas tarifas pueden variar desde la tasa anual por tarjeta, tasa por transferencia de saldo, tarifas de transacciones en el extranjero, tarifas por pago atrasado y tarifas para cuando superes tu límite de crédito.

También hay tasas de interés

Las entidades propietarias de las tarjetas de crédito cobran tasas de interés por el uso de sus servicios, y estas se consideran “algunas de las deudas con tasas de interés más altas a las que los consumidores pueden acceder”.

Posibilidad de acumular deudas

Dado que el dinero no se deduce de manera automática de tu cuenta bancaria, te encuentra en esa situación en la que puedes gastar más de lo que en realidad tienes. Esto puede aumentar tu nivel de deuda, siendo esta una preocupación creciente en muchos países.

Bancarrota

Los proveedores de tarjetas de crédito ofrecen a menudo, en los primeros meses, tasas de interés atractivas. Pero, estas tasas se disparan de modo muy importante después de este período, lo que puede hacer que muchas personas que no presupuestan de manera efectiva se vean conducidas a la bancarrota.

Gastar más de lo que tienes

Según investigaciones realizadas, el uso de tarjetas de crédito conduce a una especie de dolor de pago “abstracto”, lo que hace que las personas gasten más de lo que tienen.

Aumento del precio del producto por parte de los comerciantes

Cada comerciante que decide aceptar ofrecer servicios de pago mediante tarjetas básicamente paga una tarifa de transacción a su proveedor de servicios de tarjetas.

Pero habitualmente, para compensar esta tasa de transacción, algunos comerciantes pueden aumentar sus costos y pasarlos a los consumidores. Esto puede llevar en último lugar un aumento de los precios finales a los consumidores.

Pagos con tarjetas de crédito

Cómo funcionan los pagos con tarjeta de crédito

Ahora que ya hemos hablado de los pros y los contras de las tarjetas de crédito, veamos cómo funcionan los pagos con ellas y cómo funcionan los intereses de la tarjeta de crédito.

Si resumimos, podemos decir que si por ejemplo realizas un pago de 200 euros este mes y que esta cantidad aparece en el estado de tu cuenta. Incluso si ha pagado casi todo este importe con tu tarjeta de crédito, el proveedor de la misma aún te cobrará intereses sobre el importe total en lugar del saldo de los 150 euros que ya pagaste con tu tarjeta de crédito.

Existen, además, cargos por adelantos en efectivo que debes conocer, pudiendo ser el interés sobre estos incluso mayor que los mencionados anteriormente, llegando a dos dígitos. Es también probable que encuentres tarifas de retirada en cajeros automáticos, que pueden costarle alrededor de 1,50 euros o incluso más.

Siempre deberás, por lo tanto, realizar tus pagos mínimos mensuales a tiempo. Intenta cubrir la deuda de tu tarjeta de crédito lo más rápido posible y evita retirar efectivo de tu tarjeta.

Cómo cancelar un pago con tarjeta de crédito

Siempre que haya realizado un pago por error, esencialmente haga una solicitud al comerciante, para que pueda anular el pago con tarjeta.

El principal inconveniente es que no verá el importe en todos los registros financieros de forma inmediata, porque hay que restablecer el periodo de cobro, lo que suele tardar un mes. Por ello, es aconsejable auditar constantemente los cargos realizados con la tarjeta de crédito, para evitar salirse del presupuesto.

Cómo obtener una tarjeta de crédito

Si has decidido que poseer una tarjeta de crédito es el paso adecuado para ti, deberás solicitar una en tu oficina bancaria habitual, sociedad de crédito hipotecario u otra institución financiera.

En la gran mayoría de los casos, tu historial crediticio será un factor determinante para que tu tarjeta de crédito sea aprobada o no. Tu historial crediticio hace referencia a tu capacidad para poder realizar reembolsos puntuales, consistentes y precisos de tus préstamos.

Otros factores que debes tener en consideración al solicitar una tarjeta de crédito son si tienes en ese momento una deuda y si eres capaz de administrarla; si eres poseedor de cuentas abiertas con saldos pendientes que podrías cerrar; la exactitud de la información proporcionada en el formulario de solicitud; así como tu historial crediticio anterior, así como si eres considerado un prestatario responsable.

En qué se diferencial las tarjetas de crédito de las de débito

Las tarjetas de crédito y las de débito parecen prácticamente iguales, pero existen importantes diferencias operativas entre ellas. Puedes, por ejemplo, utilizar ambas para retiradas en efectivo para los habituales pagos online.

Las tarjetas de crédito vienen, sin embargo, con tasas de interés, dado que tu banco te presta un cierto importe de dinero, que debes pagar posteriormente. Por otra parte, una tarjeta de débito te da la posibilidad de pagar o retirar dinero haciendo uso de los fondos que realmente tienes.

Conclusión

Poseer una tarjeta de crédito puede convertirse en un salvavidas en muchas ocasiones, ya que con ellas puedes formalizar pagos en situaciones inesperadas sin tener que preocuparse de dónde vendrá el dinero.

Existen, en cambio, algunos inconvenientes, como tasas de interés y tarifas elevadas, por lo que es aconsejable considerar ambas partes de la ecuación antes de comenzar a completar el formulario de solicitud.

Compartir este artículo:

Artículos relacionados

Contáctenos
Cookie

Seleccionar preferencia de cookies

2-3