Blog de myPOS Consejos

9 métodos de pago diferentes para elegir [Guía completa]

Atrás han quedado los días en que únicamente se podía pagar en efectivo o incluso con cheque. Nuestro mundo está cambiando muy rápido y con todos los avances tecnológicos que se están produciendo, ya puedes incluso pagar una compra con tu reloj o teléfono inteligente, si así lo crees conveniente.

Los tiempos están verdaderamente cambiando. Los métodos de pago que tenemos disponibles hoy en día son mucho más numerosos y prácticos, y esto es solo el comienzo. Si sientes curiosidad acerca de los distintos modelos de métodos de pago, quédate con nosotros y descúbrelo.

Los diferentes tipos de métodos de pago

Tarjeta de débito

Los pagos mediante débito habitualmente están asociados con una tarjeta de débito emitida a nombre del titular de la misma. Aunque puedan parecer similares a las tarjetas de crédito o incluso a las tarjetas prepago, la mecánica que las impulsa es diferente.

Una de las características que las distingue de una tarjeta de débito es que te permite utilizar los fondos de los que ya dispones. Estos fondos están en tu cuenta y los has ganado de un modo u otro. No constituyen un préstamo de un banco o una línea de crédito. Este es tu efectivo.

Y puedes hacer uso de el para pagar en prácticamente todos los comercios con lector de tarjetas (pagos contactless, Chip y PIN y banda magnética) así como para realizar compras online. Solo hay que tener en cuenta que pagar con tarjeta a menudo conduce a un aumento de compras compulsiva y que estas compras no planificadas pueden crear un desajuste en el gasto.

Tarjeta de crédito

Como su nombre indica, un pago mediante tarjeta de crédito funciona así: se emite una tarjeta al titular de la tarjeta en función de su historial crediticio, con un cierto importe monetario que el titular de la tarjeta puede usar a cambio de devolverle el dinero a la entidad que le concede el crédito en una fecha posterior y a una tasa de interés determinada.

Los desafíos al realizar pagos con tarjeta de crédito es que, debido a que son tan fáciles de usar, también es muy fácil gastar más, lo que significa ir más allá de los medios propios.

Por el lado positivo, un pago con tarjeta de crédito es útil para realizar compras más grandes de una sola vez, que pueden ser pagadas en cuotas mensuales más pequeñas durante un período de tiempo.

Puede aceptar pagos con tarjetas de débito, crédito y prepago

Tarjeta de prepago

Una tarjeta de prepago consiste en una tarjeta que está precargada con efectivo y que puede ser utilizada de un modo muy similar a una tarjeta de débito o crédito, ya que permite a los titulares de estas tarjetas realizar compras en comercios con lectores de tarjetas, ya sea sin contacto, a través de Chip y PIN o mediante banda magnética.

Estas tarjetas están precargadas con efectivo del que el titular de la tarjeta ya es poseedor, no siendo, además, necesario abrir una cuenta con un proveedor de servicios financieros para usar una, al contrario de los que sí sucede con las tarjetas de débito y crédito.

Pagos contactless

Los pagos contactless funcionan mediante tecnología NFC y pueden permitir al titular de una tarjeta de débito, crédito o prepago realizar pagos simplemente pasando la tarjeta sobre el lector o tocándola ligeramente sobre un datáfono móvil.

Son pagos prácticamente instantáneos ya que el proceso de comunicación entre el banco emisor del titular de la tarjeta, el banco receptor de los fondos y el proveedor de servicios financieros del comerciante lleva solo unos segundos.

Los pagos contactless tienen muchas ventajas, incluido el hecho de que son mucho más seguros que los pagos con banda magnética. Existen, en cambio, algunos riesgos asociados en el sentido de que un ladrón que obtiene acceso a la tarjeta del titular de la tarjeta puede realizar compras hasta cierto límite sin ser detectado.

En cambio, y para disminuir este riesgo, se ha implementado un instrumento que hace necesario ingresar un número PIN después de una serie de transacciones o compras consecutivas realizadas con una tarjeta contactless, para ayudar a mejorar la seguridad.

Pagos con un teléfono móvil

Los dos monederos electrónicos más populares en la actualidad son Apple Pay y Google Pay, los cuales permiten al titular de la tarjeta ingresar los detalles de su tarjeta en su monedero, que son guardados para su uso futuro.

Al igual que ocurre con una tarjeta de débito, crédito o prepago, el titular de la tarjeta simplemente necesita colocar su teléfono inteligente sobre un terminal POS para que la transacción sea procesada.

Una excelente característica de seguridad de los pagos telefónicos es el aspecto de la tokenización. Esto significa que, durante el proceso, los datos reales de la tarjeta son cifrados y posteriormente descifrados, para mejorar así la seguridad. Los comerciantes pueden también cobrar con tarjeta sin TPV a través de una aplicación softPOS.

Pagos por Orden por Correo / Orden por Teléfono

Digamos que estás planeando un viaje a un lugar exótico alrededor del mundo y te gustaría reservar tu alojamiento. Es imposible pagar físicamente en un TPV y por eso se crearon los terminales virtuales.

Básicamente el pago a través de una terminal virtual le permite al titular de la tarjeta leer sus detalles a un comerciante al otro lado de forma online, quien posteriormente ingresa estos detalles de la tarjeta en el terminal virtual y luego procesa el pago. De este modo, tu reserva se puede realizar incluso si te encuentras a kilómetros de distancia del lugar físico donde se debe realizar el pago.

Efectivo

El pago en efectivo apenas necesita presentación, ya que lleva con nosotros durante décadas e incluso siglos. Sin embargo, debido a algunos de los diferentes métodos de pago nombrados con anterioridad, se está convirtiendo lentamente en algo que se olvidará, ya que su seguridad es cuestionable y no ofrece el mismo nivel de comodidad que ofrecen los pagos con tarjeta.

El pago en efectivo es uno de los métodos de pago más antiguos

Por ejemplo, salvo que hagas una compra en plena calle o pagues una entrega en efectivo, el alcance de los pagos online con efectivo es bastante limitado. Lo que es aún más, existe el riesgo físico real de que le roben al titular de la tarjeta.

En cambio, es excelente para compras pequeñas y hay una amplia red de cajeros automáticos a los que se puede acceder para retirar más efectivo. Solo has de tener en cuenta que estos cajeros suelen cobrar comisiones por las retiradas.

Solicitudes de pago

Las Solicitudes de Pago son uno de los métodos de pago online para pequeñas empresas que se pueden utilizar para garantizar que un pago se procesa de manera rápida y eficaz.

Básicamente, una solicitud de pago es un enlace de un único uso que se envía a un cliente que luego es llevado a una página de pagos seguros en la que ingresa los detalles de su tarjeta y se procede con el pago. Una vez hecho esto, se aprueba el pago y el cliente puede continuar.

Otras variantes de las solicitudes de pago son PayLinks, que pueden ser enviados por SMS, correo electrónico o una aplicación de chat, a varios clientes de una sola vez. La lógica tras el pago, en términos de llevar al titular de la tarjeta a una página de pagos seguros, es la misma.

Transferencias bancarias

Las transferencias bancarias hacen referencia al intercambio de fondos a través de servicios bancarios de modo online. En esencia, consisten en una transferencia de fondos de una cuenta a otra cuenta (que puede ser de otra institución bancaria), para lo que normalmente se requiere el número IBAN correcto del destinatario, los nombres de los destinatarios, etc.

Dado que estas transferencias se realizan habitualmente entre una institución financiera y otra, existen altos niveles de seguridad. En cambio, puede haber gastos asociados dependiendo de la cantidad que se envíe y de si se envían fondos a una persona con una institución financiera diferente.

Ideas finales

Aunque no sea esta una lista detallada de todos los distintos tipos de métodos de pago, sí que cubre los más frecuentes y de uso más habitual.

Cualquiera que sea el método de pago que decidas utilizar, o una combinación de ambos, recuerda tener siempre la seguridad en primer plano y tomar las medidas necesarias para mantener tus datos personales seguros y fuera del alcance de estafadores y delincuentes.

Compartir este artículo:

Artículos relacionados

Contáctenos
Cookie

Seleccionar preferencia de cookies

2-3